EUSKERA

por Ricardo Erbiti 

IZARRAK ETA LIRAILI PRINTZESA
IZARRAK ETA LIRAILI PRINTZESA

La labor comenzó con la búsqueda de cuentos, narraciones o leyendas que se adaptasen al formato del kamishibai. Como ya se ha comentado, se recomienda que la narración se desarrolle a largo de 10 ó 15 láminas. Además, su lectura iba dirigida a alumnos de primaria. Con estos requisitos sobre la mesa encontré la página www.teatro-testuak.com que contiene una colección de textos con estas características. Seleccioné 5 cuentos de argumento sencillo y compatible con el formato del kamishibai.

A partir de este momento implicó al alumnado en el proceso de selección y elaboración: se sortearon los cuentos. Con la ayuda de diccionarios online resolvieron los problemas de vocabulario y comprensión y, a continuación, cada alumno presentó su cuento al resto del grupo de forma oral. El grupo, en este punto, preguntó sus dudas y aclaraciones relativas al desarrollo de la historia. Una vez hecho esto, se procedió a una breve votación donde se eligió el cuento sobre el que se trabajó el kamishibai. Hay que decir sobre la votación, que es difícil determinar si se eligió la mejor historia o la mejor exposición.

Posteriormente, se abrió un pequeño debate entre alumnos y profesor para establecer el número de láminas y contenido a incluir en cada una de ellas. Para ello, cada alumno presentó su propuesta en una página con entre diez y quince escenas con un esbozo de la imagen a dibujar. Con la colaboración de todos, se concretaron las escenas a reproducir, se hicieron algunos cambios en el texto para facilitar su comprensión.

A continuación, los alumnos de trazo más hábil dibujaron las escenas que ya habíamos establecido siguiendo las recomendaciones y sugerencias del grupo y del profesor. El resto coloreó las distintas láminas, procurando coordinar los colores de los personajes y los fondos a lo largo de las distintas escenas.

En este punto, el profesor realizó la labor de escaneado de imágenes e incorporación de texto para cada lámina, sin olvidar algún retoque en el tratamiento de imágenes para mejorar posibles imperfecciones.

Cabe destacar que, pese a cierta resistencia y pudor inicial, todos los alumnos participaron en uno u otro momento, en la lectura del kamishibai en sus distintas representaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s